Lo que no sabías sobre los servicios de live streaming y su gran crecimiento

De un tiempo a esta parte, la velocidad de acceso a la información, y la gran cantidad de esta, permite a los usuarios de contenido online, acceder a cualquier servicio o descarga prácticamente al instante. Por eso, las empresas de determinados sectores han puesto especial interés en poder ofrecer parte (en algunos casos todo), de su servicio vía streaming en vivo. No importa si es un video o una señal de audio. Emitir en directo vía Internet contenido, ayuda significativamente a mejorar la imagen de cualquier empresa. 

Por un lado, la imagen propia de marca se ve fortalecida gracias a la credibilidad que una emisión live supone. Por otro, supone un aumento de visionados potenciales, lo cual se traduce en aumento de clientes, ventas etc. Sin olvidar, los casos en que opciones de podcast y diferidos multiplican el espectro potencial, y por supuesto, el evitarse al cliente, la descarga de datos o archivos pesados o innecesarios. Además, una transmisión en vivo permite en muchas ocasiones implementar el acceso a redes sociales, con lo que el feedback que se produce es fundamental para la empresa, pues recaba una serie optima de datos reales. 

A nivel operativo, no podemos olvidar que una transmisión en directo no implica ni mucho menos mayor coste para la empresa. Los costos más necesarios serían los relacionados con mantener un ancho de banda apropiado a los usuarios esperados y la adaptación de horarios de emisión con los determinados eventos. Incluso la inserción publicitaria se abarata al evitar problemas logísticos que se solucionan con banners o pop-ups. 

Sectores vivos 

Evidentemente, el producto o servicio que ofrece una empresa va relacionado con la necesidad o lógica de implementar un servicio en streaming. Actualmente la demanda mayoritaria de estos servicios se produce en el sector del ocio y la información. Los canales de noticias y televisión más importantes a nivel global ofrecen vía web gran parte de su contenido, como Bloomberg o la BBC. También demandamos series, deportes y juego. Esta demanda ha hecho que plataformas tipo Netflix se dispare en consumo, que juguemos en cualquier momento una partida de blackjack online o que hayamos visto el Mundial de Rusia más allá de nuestros televisores. 

Se estima que este año el consumo de contenidos vía streaming superara al de televisión, con una proyección de crecimiento de más del 18%. Y es que no se puede desdeñar un mercado que crece tres veces más en suscripciones, que los canales tradicionales superando ya los 400 millones de usuarios contratados en el mundo, in dependientemente de situaciones geográficas. Pues este modo de emisión acerca cualquier parte del globo a nuestros dispositivos, y las únicas diferencias estriban en los diferentes precios de contratación que las empresas apliquen en cada huso horario. 

Siempre legal 

Como usuarios, todo lo anterior no sirve de mucho, sino utilizamos servicios legales y de pago si fuese necesario. Por un lado, la ética de entender que hay muchas personas trabajando para ofrecernos ese directo, servicio o juego. Por otro, nuestra propia seguridad, pues la gran mayoría (por no decir todas), las páginas que roban señal y contenido vienen cargadas de publicidad, o bien fraudulenta o bien con potencial malware que dañara nuestros sistemas operativos. 

Valora este artículo para mejorar la calidad de nuestro blog ...

👈👍✌️
Lo que no sabías sobre los servicios de live streaming y su gran crecimiento
4 (80%) 2 votes


Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *